Barclays y ABN AMRO han notificado su proyecto de fusión a la Comisión Europea, que tiene de plazo para evaluar su efecto sobre la competencia en Europa hasta el próximo 6 de agosto.Al trasladar a Bruselas el examen de la concentración, las dos entidades hacen constar que ésta tiene dimensión comunitaria y reconocen la competencia exclusiva de la Comisión para aprobarla, vetarla o condicionarla. La autoridad europea tiene ahora 25 días laborables para analizar la operación, aunque puede ampliar ese plazo si ve necesario llevar a cabo una investigación en profundidad.