Los expertos de Barclays consideran que hay importantes razones que justifican mantener posiciones cortas en el EURUSD.
Los economistas del banco británico creen que los datos conocidos en la eurozona muestran que la posible recuperación de la zona está todavía en sus inicios, al contrario de lo que ocurre en Estados Unidos.

Estos expertos tampoco esperan una subida de los tipos de interés en la eurozona en el corto plazo, algo que también juega en contra de la divisa europea. Sin embargo si creen que a la Reserva Federal no le va a quedar más remedio que subir los tipos antes de lo que lo harán al otro lado del atlántico.

En este sentido, creen que mantendrían posiciones bajistas con el spot en 1,3266. El objetivo de estas posiciones sería el nivel de 1,28 y situarían el stop loss en 1,3430.