El banco británico Barclays planea hacer más atractiva su oferta de compra de 64.000 millones de euros por la entidad holandés ABN Amro. Lo haría incluyendo dinero en efectivo, ya que actualmente sólo ofrece un intercambio de acciones. Según Financial Times, Barclays estaría intentando mejorar su oferta con la introducción de préstamos subordinados, como bonos convertibles. Barclays confía en ganar la batalla de ofertas por la entidad holandesa, porque su "estrategia se basa en el crecimiento".
Además, el banco estaría pensando usar el efectivo que supondrá la venta de la filial LaSalle para atraer a los accionistas de ABN. Lo que se descarta que haga Barclays, según el periódico, son más desinversiones de los negocios de ABN o que busque ayuda asociándose con otras entidades. Mientras el banco británico, que evalúa de nuevo las sinergias de costes e ingresos, planea mejorar su oferta, algunos inversores le han pedido que abandone la puja. Robert Talbult, jefe de inversiones de la gestora de fondos Royal London Asset Management -uno de los 30 accionistas más importantes de Barclays- ha dicho que una "digna retirada es la mejor opción" para la dirección del banco debido a que "igualar o mejorar la oferta" sería "destructivo" para el valor de la compañía. El consorcio rival que conforman el Santander, el británico Royal Bank of Scotland (RBS) y el belga-holandés Fortis aumentaron este lunes hasta el 93 por ciento -desde el 79 por ciento- la cantidad en dinero contante y sonante que ofrecen en su oferta, de 71.100 millones de euros.