El presidente de Barclays, Marcus Agius, lanzó hoy una clara advertencia a la banca sobre los posibles efectos perniciosos de la implantación de una normativa demasiado rigurosa sobre bonus y requerimientos de capital, mientras otras naciones como EEUU, son poco estrictos en la aplicación de la misma.
En declaraciones a 'Financial Times', el ejecutivo destacó que existen "riesgos reales" derivados de los cambios regulatorios. "Los mismos principios se aplicarán en diferentes vías y en distintos mercados de capital con resultados diferentes", afirmó, subrayando que existe un sistema financiero global.

"Por esto estoy muy preocupado, por si habrá igualdad de condiciones", explicó el banquero, quien subrayó que la normativa pactada por el G-20 en materia de bonus es susceptible "a diferentes interpretaciones". "Juegos regulatorios no serían ciertamente buenos para la City londinense", reclamó.