Los gobernadores de los bancos centrales y los supervisores financieros de las principales economías del mundo acordaron el domingo implementar un conjunto de medidas para fortalecer la regulación, la supervisión y la gestión del riesgo de los bancos para reducir la posibilidad de futuras crisis. Durante un encuentro en el Banco Internacional de Pagos, BIS por sus siglas en inglés, los miembros del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, conducido por el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, subrayaron la necesidad de lograr una armonización transfronteriza de las medidas.