Bankinter dijo el viernes que su beneficio neto en el conjunto de 2009 subió un 0,8 por ciento a 254,4 millones de euros. El margen de intereses subió un 17,7 por ciento a 792,6 millones de euros, frente a previsiones de analistas consultados por Reuters de 804,4 millones de euros.
Bankinter registró un beneficio neto de 254,4 millones de euros en 2009, lo que supone un leve aumento del 0,84% respecto al obtenido en el ejercicio anterior, informó hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El banco anticipó provisiones voluntarias por 88,3 millones de euros y la partida para insolvencias totales aumentó un 11,39% respecto al cierre de 2008, hasta alcanzar los 813,63 millones de euros.

No obstante, las provisiones se elevan hasta 879 millones, un 19% más, si se tiene en cuenta los 65,80 millones provisionados por inmuebles adjudicados, que suponen una cobertura del 46% sobre el valor de tasación de dichos activos.

De este modo, el resultado antes de dotaciones ascendió en 2009 a 612,9 millones de euros, un 17,2% más y el beneficio antes de impuestos se situó en 345,94 millones de euros (un 2,66% más que en 2008).

El banco resaltó su "adecuado nivel de solvencia", que se pone de manifiesto en el fortalecimiento de las provisiones totales, 879,43 millones de euros, un 19,01% más que a finales de 2008; un ratio de cobertura de la morosidad del 74,43%; un excedente de recursos propios de 757 millones y un ratio de capital del 10,41%.

La entidad que preside Pedro Guerrero también destacó que a pesar de la situación económica obtuvo en 2009 unos "sólidos resultados" de naturaleza recurrente, que "resisten bien el prolongado ciclo de dificultad económica".

En materia de recursos propios y bajo la norma BIS II, los ratios de solvencia, estimados de acuerdo a la circular del Banco de España sobre la determinación y control de los recursos propios mínimos, finalizaron el año en una "posición adecuada para el perfil de riesgo de Bankinter" y con un excedente de recursos propios de 757 millones.

LA MORA ROZA EL 2,5%


La morosidad del banco se situó a cierre del ejercicio en el 2,46%, la mitad que la registrada en el sector, y el riesgo crediticio dudoso se situó en 1.093,10 millones de euros. El banco resaltó que las entradas netas en mora se han ralentizado de manera trimestral, por lo que prevé "una mejora de la perspectiva de cara a 2010".

El margen de intereses se situó en 792,58 millones de euros, con un crecimiento del 17,7%, confirmando la tendencia de crecimiento y poniendo de manifiesto que la gestión de diferenciales -apoyada en la calidad crediticia- fue uno de los principales focos del ejercicio, según explicó el banco.

El margen bruto alcanzó los 1.245,1 millones, un 18,2% más, y el resultado de la actividad de explotación alcanzó los 362,76 millones, un 7,81% más. Respecto al balance, los activos totales alcanzaron 54.468 millones, un 1,87% más; los créditos sobre clientes se situaron en 39.884 millones de euros, un 1,35% menos, y los recursos lograron 40.033 millones de euros, un 7,18% por encima de la cifra presentada el año pasado.

El banco fue capaz de captar en lo que va de año más de 73.000 nuevos clientes, y de incrementar significativamente la inversión crediticia en los segmentos objetivo: un 4,2% de aumento de la inversión en rentas altas y un 6,4% más en banca corporativa.

Bankinter contaba además con un total de 240 sicavs y un patrimonio gestionado que ha crecido con respecto a 2008 un 17,5%. Estas cifras sitúan a la entidad en la tercera posición del ranking de Inverco por número de sociedades gestionadas, con una cuota de mercado del 7,6%.

La comercialización de seguros también siguió reforzando los resultados del negocio del banco, con un aumento el 5% en pólizas de vida riesgo; un 9% más en pólizas de no vida y un 30% más en seguros de ahorro, hasta llegar a un volumen consolidado de 439 millones de euros.

El negocio de pólizas de Línea Directa Aseguradora (LDA) también creció en un 9,4% más, hasta un total de 1,70 millones de pólizas, y 653,1 millones de euros de primas netas, lo que supone un 2,3% más que a cierre del año anterior