Banco Santander se plantea llevar a cabo una ampliación de capital por un importe superior a los 5.000 millones de euros como parte de una oferta potencial para hacerse con Banco Popular.

Banco Santander estudia con sus asesores la posibilidad de realizar una ampliación de capital si decide finalmente plantear una oferta de compra por Banco Popular, según fuentes cercanas a la operación citadas por Bloomberg. La entidad emplearía este dinero para reforzar sus niveles de capital, que podrían verse erosionados por la adquisición.

Dicho informadores han señalado a la agencia anglosajona que el importe planteado inicialmente para la misma ascendería a más de 5.000 millones de euros, pero la cantidad podría ser ampliada si fuera necesario.

Desde la semana pasada, a vueltas con su viabilidad, en medio de rumores de un posible rescate y sin ofertas definitivas sobre la mesa, Banco Popular ha perdido un 53% de su valor en Bolsa y su capitalización ha quedado reducida a 1.330 millones de euros.

Vea también: Banco Popular es la excepción que confirma la regla de la banca española

De hecho, el martes la agencia de calificación crediticia DBRS rebajaba la deuda de la entidad capitaneada por Emilio Saracho dos escalones a nivel de ‘bono basura’ ('BB' low), ante la “creciente preocupación por la capacidad del banco para restablecer sus muy débiles niveles de capital tras un deterioro significativo de la confianza de los inversores y clientes en los últimos días”. Por su parte, Moody’s hacía lo propio hasta 'B3'.

En una reciente entrevista con Estrategias de inversión, Rafael Ojeda, analista independiente, señalaba que Popular, “sólo, independiente, no creo que pueda tirar hacia delante”. Respecto a una posible ampliación de capital de la propia entidad señalaba que “no ayudan a crecer, únicamente sirven para tapar agujeros”.

Si tuviera que entrar en el valor “no lo haría, ni si quiera como corto”. Recomendación que comparte Antonio Castelo, especialista de mercados de iBroker: “No hay que estar en el valor”, ni corto, ni largo. “Por favor, inversores minoristas, sean prudentes manejando estas situaciones”, concluye.

Vea también: Banco Santander: actualización del análisis