Los osos logran perforar el importante soporte de largo plazo que funcionaba como parte inferior de un amplio y fiable proceso en rango, movimiento en favor de las ventas que se registra en un entorno de gradual debilidad y que permite acompañar el movimiento con posiciones cortas de cara al medio plazo.

Banco Santanderperfora el área de soporte significativa comprendida en torno a los 5,123 / 5,048, ello tras mostrarse incapaz de superar con garantías su media móvil de largo plazo o de 200 periodos, en un entorno en el que la incorporación de momento negativo era gradual, tal y como corroboran sus medias móviles de largo plazo, así como las señales de venta proporcionadas por el oscilador MACD. La perforación de la importante área técnica citada viene respaldada por un repunte en el volumen de contratación, lo que permite activar una continuidad del escenario bajista hasta un primer objetivo establecido en torno a los 4,692 / 4,624.

Banco Santander en gráfico diario con Rango de amplitud medio en porcentaje, oscilador MACD y volumen de contratación

La valoración que realizan a nivel cuantitativo del activo bajo estudio es de 3 puntos sobre un total de 10 puntos posibles, valoración que comienza a consolidarse en terreno de suspenso y que respalda igualmente un entorno de debilidad por parte de las compras y, por ende, de perforación de soportes significativos como los anteriormente citados.

Desde un plano operativo, la perforación de soportes relevantes permite la adopción de posiciones cortas de cara al medio plazo a precios actuales, posicionando un stop loss a cierre semanal por encima de los anteriores máximos relativos establecidos en los 5,512. De este modo, el precio debería ir a buscar un primer objetivo a la zona de los 4,692 / 4,624, y un segundo objetivo derivado de la proyección de la anchura del amplio rango lateral perforado a la baja, segundo objetivo que encontramos aproximadamente en los 4,088.