El banco portugués Banco Espirito Santo dijo el miércoles que su beneficio neto del ejercicio pasado subió un 30%, apoyado en unos márgenes más sólidos y en el beneficio de las operaciones financieras. El mayor banco portugués por capitalización bursátil dijo que el beneficio neto subió a 522,1 millones desde los 402,3 millones de un año antes. El resultado estuvo por encima de las expectativas.