Las acciones de Banco de Valencia caen más de un 8% al volver al parqué.


Banco de Valencia se desploma un 7,47% hasta los 0,80 dólares tras ser levantada la suspensión de cotización.

La CNMV impidió que las acciones de la financiera comenzaran hoy a cotizar antes las exigencias de capitalización que el Banco de España le había pedido.

La entidad levantina llevará a cabo una ampliación de capital por valor de 60 millones de euros, aunque esta cantidad "pudiera no cubrir las necesidades de capital", lo que le llevaría a tener que adoptar acuerdos adicionales para cubrir dichos "desfases", admitía el comunicado de prensa enviado por el banco.

La entidad dirigida por Aurelio Izquierdo tiene un agujero de 600 millones de euros y el Banco de España, que lleva meses haciendo requerimientos a la entidad, le exige un plan de recapitalización y saneamiento del balance antes de que acabe el año. El capital básico está en el 7,36%, por debajo del 8% que exige el supervisor español y del 9% que exige la EBA.