El Banco de Valencia podría ampliar capital por valor de 60 millones de euros, aunque desde la entidad han admitido que esta cantidad "pudiera no cubrir las necesidades de capital".

En caso de que el Banco de Valencia no pudiera cubrir todas las necesidades con dicha ampliación, tendría que adoptar acuerdos adicionales para cubrir dichos "desfases", según informó la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que anunció que el banco volverá a cotizar a las 16,00 horas.

En un comunicado enviado por la entidad financiera, se admite que en este momento no le es posible determinar las necesidades de recapitalización o saneamiento requeridas como resultado de la inspección que el Banco de España mantiene abierta en el banco.

No obstante, precisa que el Consejo de Administración tiene la delegación de su Junta General de Accionistas para poder aumentar el capital social de la entidad hasta un importe nominal de 60 millones de euros.

La compañía sigue suspendida de cotización desde antes de la apertura de mercado.