El Banco de España vaticia  que la economía del país se contraerá profundamente este año en un contexto de agravamiento de la crisis económica mundial, aunque señaló que podría retornar al crecimiento hacia finales del próximo año.  En sus previsiones anuales para la cuarta economía de la zona euro, el Banco de España señaló que prevé que el Producto Interior Bruto se contraiga un 3%, en comparación con la estimación anterior de crecimiento del 2,1% realizada en abril del pasado año.