La ralentización económica continuó en el segundo trimestre del año y la corrección de la inversión en construcción "se ha intensificado", según constata el Banco de España en su último boletín económico. Además, la institución que dirige Miguel Angel Fernández Ordóñez insiste en que el crecimiento de los salarios se está acelerando en los primeros meses del año, al tiempo que aumenta la tasa de inflación y el diferencial de precios con la Unión Europea. Así, destaca el empeoramiento de algunos indicadores económicos, como las ventas del comercio al por menor y las matriculaciones de automóviles, que cayeron en mayo el 5,3 y el 28,4%, respectivamente, al tiempo que la confianza de los consumidores volvió a situarse en mínimos históricos.