El Banco Nacional Australiano pagará 660 millones de dólares por la la operadora en Australia de la aseguradora británica Aviva para ejercer una posición dominante en el mercado y provisión de seguros.