Bancaja ha rebajado del 6,03% al 5,73% su participación en Iberdrola debido a la dilución provocada por no acudir a la reciente ampliación de capital realizada por la eléctrica. Tras la operación, Bancaja mantiene su posición de tercer principal accionista de la eléctrica, por detrás de ACS y de BBK, al controlar 301,2 millones de acciones,