Chicharros. Sí, así de sencillo, se han venido comportando como auténticos chicharros en la última semana acechadas por la extrema volatilidad de la renta variable. Las entidades financieras francesas se han visto en medio de vorágine provocada por la archirepetida crisis griega, la rebaja de calificación de Moody´s y la posible recapitalización de la que tanto se habla los últimos días en el seno de la Unión Europea. Con todo, los analistas consideran a BNP Paribas, Société Générale y Crédit Agricole aptas para el trading a corto plazo.

La volatilidad gusta si se sabe aprovechar y eso es algo de lo que sabe mucho la banca gala. La última semana propios y extraños contemplaban atónitos cómo estas tres entidades experimentaban subidas de hasta el 15% dentro del Cac 40 tan pronto como caían cerca de un 12% sin apenas mediar palabra. Esto ocurrió el día en que la crisis griega se mezcló con la aparición del fantasma de las agencias de calificación.

De un lado, Grecia, país problemático por excelencia, acaparador de portadas y por el que la banca francesa tiene mucho que perder. Por supuesto que Francia no es Alemania pero lo cierto es que BNP Paribas acumula deuda griega por valor de 4.000 millones –sería en caso de default la más perjudicada- y Société Générale otros 900 millones de bonos helenos.

En el otro, apareció, aunque no sin avisar –como le ha ocurrido hoy mismo a Italia- la agencia Moody´s. Ya el pasado mes de junio hizo pública su intención de rebajar la calificación de las principales entidades francesas por su exposición a Grecia y por los problemas de liquidez en dólares. El resultado fue una rebaja de rating de ‘Aa2’ a ‘Aa3’ para Société Générale,a pesar de que considera la agencia que cuenta con ‘un colchón adecuado para soportar su exposición (a las deudas) griega, portuguesa e irlandesa’, y desde ‘Aa1’ a ‘Aa2’ para Crédit Agricole, en su caso por ‘la persistente fragilidad en los mercados de financiación de los bancos’.

BNP Paribas se libró de la quema, aunque Moody´s se encargó de resaltar que podría no ser por mucho tiempo. Aún así, su golpe vino de la mano del rotativo The Wall Street Journal que aseguraba en sus páginas que la entidad tenía considerables problemas para financiarse en dólares.

Con toda esta situación sobre la mesa, Europa se ha visto obligada a salir al paso y anunció la semana pasada su intención de abrir la ventanilla de los dólares durante los próximos tres meses. Y a ello se ha sumado la idea de recapitalización que planea sobre el sector financiero tras la cumbre polaca del Ecofin. De producirse, Francia no sería la primera vez que se enfrentara a esta situación. En 2008, tras el crash de Lehman Brothers, el Gobierno francés inyectó 21.000 millones de euros en las cuentas de sus entidades para evitar el contagio.


…después de esto, ¿hay oportunidad de trading?

‘Me gustan para trading a muy corto plazo y más aún con la volatilidad que existe’, asegura Rubén Vilela, analista de Activotrade, que ve en las tres entidades francesas un aspecto técnico totalmente bajista.

BNP Paribas: Presenta una tendencia bajista y ‘tras haber roto los mínimos anteriores, esperaríamos un movimiento de pánico para poder buscar un posible tramo al alza. Para inversores con perspectiva de largo plazo se puede ir realizando alguna compra de cara a una mejora en la economía global en el tiempo.’

Gráfico Diario BNP Paribas

Société Générale: Aún más a la baja, según Vilela, puesto que se encuentra perdiendo los mínimos anteriores, aunque eso sí, ‘mientras no pierda los 17,50 euros, no empeoraría. Me gusta para trading a muy corto plazo por la volatilidad y, sobre todo, en este sector. Para inversores a largo plazo, en los niveles actuales se podrían tomar algunas de las primeras posiciones de la cartera para cuando el sector se recupere estar posicionado lo mejor posible.’

Gráfico diario Société Générale

Crédit Agricole:
En línea con las otras dos entidades, presenta una tendencia bajista, tras haber perdido, además, ‘un mínimo relevante’. Es obvia para el trading a corto plazo.

Gráfico Diario Crédit Agricole


Tres entidades, por tanto, que presentan una tendencia a la baja y que son una buena oportunidad para los analistas siempre que hablemos del corto plazo y se sepa aprovechar ‘los recorridos de casi todos los días gestionando muy bien el capital’.