BAA, grupo británico de aeropuertos controlado por Ferrovial, ha logrado que los tribunales admitan el recurso que presentó contra la resolución de la Comisión de Competencia del país que le obliga a vender tres aeropuertos a distintos compradores en el plazo de dos años.
En la resolución emitida hoy, el Competition Appeal Tribunal (CAT) da la razón a la filial de Ferrovial al reconocer que el informe de competencia pudo presentar cierta "parcialidad" por el hecho de que uno de los integrantes de este organismo estaba relacionado con uno de los inversores interesados en Gatwick.

No obstante, el Tribunal de Apelaciones británico no entra a valorar el otro argumento expuesto por BAA, el que se refería al hecho de que Competencia "no había tenido en cuenta el impacto financiero adverso que conlleva la obligación de vender activos en las actuales circunstancias financieras y económicas".