El gobierno de Australia ha ampliado el examen de la propuesta de inversión de 19.500 millones de dólares de la empresa Aluminum Corp of China, o Chinalco, en Rio Tinto en una señal de que este acuerdo se enfrenta a un examen profundo. La noticia de la ampliación llegó el lunes después de que uno de los inversores institucionales australianos de Rio Tinto revelara su "profunda preocupación" sobre el acuerdo de Chinalco, al referirse a un potencial conflicto de intereses. La ampliación de 90 días más del examen era ampliamente esperada, ya que el gobierno sopesa los pros y contras de un acuerdo que aportará a la empresa minera una inyección de liquidez muy necesaria pero también verá cómo un grupo respaldado por un país, que es un cliente principal, aumenta su posición en el sector clave de la minería australiana. El Departamento del Tesoro de Australia confirmó la ampliación el lunes para "permitir la debida consideración" del acuerdo propuesto.