La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) indicó hoy que, aunque la caída del paro en julio supone un respiro, "difícilmente se mantendrá en los próximos meses, desde el punto de vista que España sigue perdiendo autónomos y empresas
En un comunicado, la organización puso de manifiesto que los autónomos son el colectivo que más está sufriendo la crisis económica. "Todos los datos apuntan, e históricamente así se confirma, que el segundo semestre del año es tradicionalmente donde más cae o se desacelera la afiliación de autónomos, por lo que nos espera un otoño realmente complicado", pronosticó.

"Es necesario articular algún subsidio o ayuda asistencial equivalente a la prestación de 420 euros que va a poner en marcha el Gobierno, para los más de 100.000 trabajadores autónomos que se han quedado en el camino", pidió ATA.

Así, sentenció que, "en estos momentos, es fundamental apostar por el mantenimiento de la actividad económica y el mantenimiento del empleo como principal receta para salir de la crisis".