Argentina se comprometió el martes a pagar 13.000 millones de dólares en deuda que vence este año pese a tener bloqueado el acceso a las reservas internacionales del banco central del país. El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, dijo en una radio local que la deuda se pagará en 2010 independiente del estado del juicio sobre un decreto del Gobierno para remover de su cargo al presidente del banco central, Martín Redrado.