El grupo nuclear francés controla el 92,93% de la compañía canadiense de uranio UraMin al término de su oferta. La opa que había lanzado sobre UraMin a 7,75 dólares por acción valora el 100% de la empresa en más de 2.500 millones de euros. Areva tiene intención de integrar rápidamente su nueva filial para lograr el máximo de sinergias con sus actividades mineras existentes y permitir a esta empresa manifestar todo su potencial.