La dirección de ArcelorMittal y los sindicatos mantuvieron hoy una nueva reunión para negociar las condiciones del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) propuesto por la multinacional que nuevamente se cerró sin acercamiento entre las partes. En esta ocasión la dirección propuso elevar al 80% el salario del personal que se vea afectado, pero los sindicatos mantienen la exigencia del 100%. Según indicó el represente de CC.OO., Ángel López, en declaraciones a Europa Press, "no se puede olvidar que los motivos del ERE no son económicos, sino productivos" por lo que los sindicatos consideran que la exigencia del 100% del salario es "irrenunciable". Además, tanto López, como el responsable de USO, José Luis Porto, indicaron que "no están pidiendo ningún favor ya que son los propios trabajadores con su cotización los que van a sufragar el ERE y el complemento que se pide a la empresa es más que razonable".