El mayor grupo siderúrgico del mundo, el euro-indio Arcelor Mittal ha llegado a un acuerdo para comprar el 28% de la acerera China Oriental Group, su segunda adquisición en China. La firma euro-india comprará más de 820 millones de acciones del grupo chino en la bolsa de Hong Kong, una participación que le será vendida por la vicepresidenta de la compañía, Chen Ningning, y su empresa Smart Triumph Corporation, por un valor de 647 millones de dólares estadounidenses (441 millones de euros).
Como resultado de la compra, Arcelor Mittal se convertirá en el segundo mayor accionista del grupo China Oriental, que fabrica y vende distintos productos de acero a través de sus filiales Hebei Jinxi Iron and Steel (en Hebei, noreste) y Foshan Jinxi, en Cantón (sureste). En 2006 la firma china vendió 3,75 millones de toneladas de productos de acero y consiguió ingresos por valor de 1.313 millones de dólares (896 millones de euros), ingresos que entre enero y junio de este año alcanzaron ya los 890 millones de dólares (607 millones de euros). Las acciones de China Oriental triplicaron su valor en Hong Kong desde el año pasado. La compra de esta participación en la acerera china permitirá a Arcelor Mittal incrementar su presencia en la creciente industria del acero en China, un país que representa una "parte significativa de su estrategia corporativa", según el comunicado de la compañía. Arcelor Mittal era ya antes de esta adquisición la única compañía extranjera con una participación directa en una acería china, ya que controla una tercera parte del décimo mayor productor del gigante asiático, la compañía Valin Steel Tube and Wire (en la provincia centro-oriental de Hunan). El año pasado Pekín desautorizó que el grupo euro-indio adquiriese una participación en la novena mayor siderúrgica del país, Laiwu Iron and Steel Group. El Gobierno chino está impulsando la unificación del sector siderúrgico nacional en varios conglomerados, capaces de ser más competitivos y eliminar los sistemas de producción anticuados y contaminantes, para ahorrar energía y prevenir excesos de producción. China es el primer productor y exportador de acero del mundo, y en 2006 sus exportaciones marcaron un máximo histórico anual con 43,01 millones de toneladas, un 109,6% más que el año anterior.