Arabia Saudí incrementará su producción de petróleo el próximo mes, hasta alcanzar su máximo histórico, en respuesta a los países consumidores que demandan una mayor oferta debido a los precios récord registrados en las últimas semanas. El mayor productor y exportador de crudo del mundo incrementará en julio su producción diaria en 200.000 barriles, que se sumarán al aumento de 300.000 barriles que Arabia Saudí ha llevado a cabo en junio, afirmó el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, durante su viaje del país árabe a Londres, publica hoy The Independent.
De este modo, la producción de crudo de Arabia Saudí alcanzará los 9,7 millones de barriles diarios, la cifra más alta de su historia. Ban Ki-Moon hizo estas declaraciones tras hablar por teléfono con el ministro saudí de Petróleo, Ali al-Naimi, y después de reunirse con el rey de este país árabe, Abdala bin Abdel Aziz. El secretario general del la ONU señaló que Naimi le aseguró que Arabia Saudí responderá "positivamente" a las demandas de los países consumidores y que no habrá escasez de petróleo. El ministro saudí indicó que esta medida se produce como consecuencia de la petición de entre treinta y sesenta países. Durante su reunión con Ban Ki-Moon, el rey saudí señaló que está dispuesto a actuar para que el precio del petróleo vuelva a su "nivel adecuado". El monarca dijo que el actual precio es "anormalmente" alto debido a las especulaciones y a la política de algunos gobiernos, y prometió hacer lo que pueda para que vuelva a "su nivel adecuado". La visita del secretario general de la ONU a Arabia Saudí se produjo antes de la reunión de los productores y consumidores de crudo del próximo día 22 en Yeda para debatir sobre las causas del alza de los precios. Esa conferencia fue convocada hace una semana por el Gobierno saudí tras calificar de "injustificada" la subida del precio del crudo. La de Yeda será la segunda reunión importante que trate sobre la producción y los precios del petróleo en Arabia Saudí desde la cumbre que los jefes de Estado de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) celebraron en noviembre pasado en Riad. En aquel momento el precio del crudo amenazaba con romper la barrera de los 100 dólares por barril, mientras que este mes ha registrado un récord de 139,12 dólares por barril. Arabia Saudí ha asegurado en varias ocasiones que está dispuesta a satisfacer la necesidad de sus clientes, pero insiste, junto con otros miembros de la OPEP, en que los actuales suministros son "suficientes".