Los contratos a futuro sobre el petróleo alcanzaron un nuevo máximo el lunes después de que el mercado restara importancia a informes de un posible masivo aumento de producción de Arabia Saudí. El crudo dulce ligero para entrega en julio llegó a subir hasta 139,89 dólares el barril, un nuevo récord, en la New York Mercantile Exchange. Hace unos minutos, ascendía 3,95 dólares, o un 2,9%, a 138,81 dólares el barril. El precio récord del petróleo de 139,12 de dólares el barril fue alcanzado el 6 de junio. El crudo Brent a agosto en la ICE futures avanzaba 3,22 dólares a 138,33 dólares por barril después de alcanzar un nuevo nivel histórico de 139,32 dólares.
Arabia Saudita, el mayor exportador mundial de petróleo, se está preparando para añadir cientos de miles de nuevos barriles al mercado, según informes de prensa. Pero los informes no se ponen de acuerdo sobre si el nuevo abastecimiento será de 500.000 barriles, 200.000 barriles u otro monto. "Con un alza de 4 dólares yo asumo que los saudíes todavía no han logrado cambiar la percepción del mercado", dijo Nauman Barakat, primer vicepresidente de Macquarie Futures USA en Nueva York.