Los accionistas del grupo farmacéutico estadounidense Merck, uno de los mayores a nivel mundial, dieron hoy un aprobado mayoritario a la propuesta de fusión con la empresa Schering-Plough, del mismo sector. Los accionistas de Merck tendrían el 68% de participación en la empresa resultante y los de Schering-Plough se harían con el resto.