Hay muchas posibles estrategias de pares, pero ninguna tan clara y concisa como la que exponemos desde iriondoinversiones. Y los resultados deberían de otorgarnos la razón.
Ya saben lo que es una estrategia de pares ; " simultáneamente nos ponemos comprados en una compañía y a la vez vendidos en otra, a ser posible dentro de un mismo sector". En este caso iremos muy al grano y nos centraremos en sistemas operativos aunque también ambas compañías tengan otras diversificaciones de negocios. Apple y Google.

Apple hizo fácil el sistema Mac OS X, tan fácil que se han vendido como churros, además implantados en telefonía movil de última generación, siendo este caso los iphone el emblema de la compañia. Pero Google, con su monopolio como buscador de internet, no se ha quedado atrás, y a partes de otros ramos, ha sido capaz de desarrollar dentro de la misma plataforma linux, al archiconocido sistema operativo "android", tan archiconocido que cuando vas a comprar algún teléfono fijo es más fácil ver android que iphone. Pero como somos analistas técnicos veamos lo que nos dicen los gráficos:

Apple. Bajista. En este caso optaríamos a posiciones cortas en niveles próximos a los 500 dólares, con primeros objetivos en los 400 y segundos en los 350 $. ¿Podría caer más? Por supuesto, no deshecharíamos los 250 porque realmente Apple se ha quedado sin nada nuevo que ofrecer y aparte Samsung no es que le pise los talones, se ha subido a sus hombros y en poco tiempo a su cabeza. Realmente venimos diciendo que no entra capital, pero es que además, éste se está dando a la fuga hacia otros valores o compañías con mejor comportamiento.



Google. Alcista. Aquí apostaremos por Android. Aunque el técnico pudiera resultar algo confuso, tendríamos claro soportes de ultracorto y corto plazo como son los 750 y los 700 dólares respectivamente. Aquí "la gracia" está en si es capaz de batir los 800 dólares, porque si esto ocurre, no nos cabe la menor duda que el objetivo de los 900$ estará muy al alcance de la mano. Así pues, en Google optaríamos por comprar.