Tras sorprender al mercado con unos resultados multiplicados por 90 en su segundo trimestre fiscal, Apple recibe con las puertas abiertas a los inversores y éstos la hacen subir un 6% hasta los 258 dólares por título.