En el día de ayer, una aplicación de WikiLeaks que aparecía en la web de Apple fue misteriosamente retirada.

La web norteamericana Business Insider logró contactar con el departamento de comunicación de Apple, y le preguntó por los motivos de dicha retirada: la repuesta dada por Apple fue la siguiente: "hemos retirado la información de WikiLeaks porque no cumplía con nuestras normas internas. Cualquier aplicación alojada en el App Store debe cumplir con todas las leyes locales. En ningún caso, dicha información puede dañar la imagen individual ni de un colectivo".

Preguntado por qué individuos o qué colectivo habían sido dañados por WikiLeaks, Apple negó realizar cualquier declaración adicional. (Cualquier nueva consulta recibía la misma respuesta: "no haremos ningún comentario").

Para Business Insider, este comportamiento puede resultar inquietante para todos aquellos medios de comunicación que tienen acuerdos con Apple para comercializar sus productos (periódicos o revistas) a través de iTunes, y se hace la siguiente pregunta: ¿actuará Apple de la misma manera si el New York Times publica documentos de WikiLeaks que Apple considere que ponen en peligro la vida de alguien?