Apple cerró el tercer trimestre de su ejercicio fiscal, finalizado el pasado 28 de junio, con unos resultados 'récord' que arrojan un beneficio neto de 1.070 millones de dólares (672 millones de euros), lo que se traduce en un incremento del 30,8% respecto al mismo periodo del año anterior, informó hoy la firma de la manzana. La facturación de la compañía estadounidense alcanzó los 7.460 millones de dólares (4.685 millones de euros), lo que supone un incremento del 37,89%, de los que las ventas internacionales representaron un 42%. El beneficio por acción se situó en 1,19 dólares (0,75 euros), por encima de los 0,92 dólares del mismo trimestre de 2007.
Apple vendió 2,49 millones de ordenadores Macintosh durante su tercer trimestre fiscal, lo que representa un crecimiento del 41% respecto al mismo periodo del año anterior, y un total de 11,01 millones de reproductores iPod, un 12%. Además, vendió 717.000 unidades del iPhone, que se comparan con las 270.000 unidades vendidas en el mismo trimestre de 2007. "Estamos muy orgullosos de publicar los mejores resultados del trimestre de junio en ingresos y beneficio en la historia de Apple", afirmó Steve Jobs, consejero delegado de Apple en un comunicado. "Hemos registrado un nuevo récord de ventas de Mac, creemos que con el iPhone 3G tenemos un verdadero ganador y estamos ocupados en terminar varios productos que lanzaremos en los próximos meses", reconoció Jobs. Por su parte, el director financiero de la compañía estadounidense, Peter Oppenheimer, adelantó que la firma de la manzana espera elevar sus ingresos anuales asta los 7.800 millones de dólares (4.898 millones de euros).