El británico Andrew Witty ha sido nombrado para suceder al francés Jean-Pierre Garnier al frente de GlaxoSmithKline (GSK), segundo grupo farmacéutico del mundo. Witty, que está actualmente al frente de la división europea de GSK, asumirá su nuevo cargo el próximo mayo. Al igual que los otros dos candidatos que aspiraban a la sucesión de Garnier, Chriso Viehbacher y David Stout, Witty ha trabajado en Estados Unidos, el mayor mercado de la salud del mundo. Al igual que otras empresas del sector, GlaxoSmithKline se expone a una fuerte caída de ingresos a partir del 2010, año en el que vencerán las patentes de algunos de sus productos de mayor éxito en el mercado farmacéutico.