Los mercados han estado todo el día en territorio negativo donde los datos macro hoy no han ayudado, principalmente el informe de ADP con una previsión del dato de paro del viernes que puede ser bastante negativo, también ha salido el ISM de Servicios ligeramente peor de lo esperado y por último el dato de reservas de petróleo también peor de la esperada por el mercado ha contribuido a la caída del precio del crudo, del € contra el $ y de los índices americanos.
Si al mercado americano le quitásemos la última hora de negociación los resultados del mismo serían muy distantes de los que tenemos actualmente, aunque también lo podrían maquillar de 20 a 21 horas. A las 9 de la noche hora española el futuro del mini del S&P500 cotizaba a 922,5 puntos para terminar cerrando una hora después a 932 puntos. Con lo que ha costado llegar a la media de 200 sesiones tampoco es cuestión que lo dejen caer por debajo el primer día. Al cierre de ayer el S&P500 cotizaba a un PER de 15, 5 el nivel más alto desde el mes de octubre (nada comparado con un per de 25 veces que cotiza el DJ Stoxx 600) y como venimos anunciando varios días en www.productosymercados.com a los precios a los que cotizan los índices y principalmente los commodities no se justifican por los “brotes verdes”. Prueba de ello la tenemos en los datos de refinanciación de hipotecas que han caído hoy al nivel más bajo de hace semanas (si la economía crece, este crecimiento genera expectativas de inflación que se traduce en subidas de tipos de interés a largo plazo que a su vez encarecen las hipotecas de los americanos y reducen el consumo), difícil papeleta para la FED que no nos olvidemos emite bonos todas las semanas para posteriormente recomprar una parte de ellos para bajar los tipos, es el surrealismo actual de los mercados.

Niveles: pura corrección técnica de un mercado sobrecomprado, para que entremos en un mercado bajista a corto plazo deberíamos ver cierres de este viernes del futuro del mini del S&P500 por debajo de 875 puntos, un 6% y esto es mucha caída.

José María Manzanares, analista financiero independiente