Amper abonará desde mañana un dividendo bruto de 0,095 euros por acción con cargo a los resultados del 2006. Este dividendo es un 26,6 por ciento superior al abonado el ejercicio anterior. El pago quedará en una cuantía neta de 0,0779 euros por acción, una vez descontada la retención del 18 por ciento que Hacienda aplica a este tipo de retribuciones. Amper tendrá que desembolsar 2,8 millones de euros para retribuir a las 29,46 millones de acciones que conforman su capital social.