American Home Mortgage, de la que esta semana se temía una suspensión de pagos, anunció ayer que ha dejado de conceder préstamos hipotecarios y que va a aplicar un drástico recorte de plantilla que afectará desde hoy mismo a más de 7.000 empleados, casi la totalidad de su plantilla. "Con gran tristeza American Home ha tenido que adoptar una medida que afecta a tantos empleados dedicados", señaló en un comunicado el consejero delegado del grupo, Michael Strauss.
'Desafortunadamente, las condiciones tanto del mercado hipotecario secundario como del nacional se han deteriorado hasta tal punto que no nos ha dejado una alternativa realista. El grupo mantendrá en plantilla a unos 750 empleados en funciones de contabilidad y mantenimiento, y se ha fijado el objetivo de reducir sus costes operativos con el fin de preservar el valor del resto de sus activos. American Home Mortgage, con unos 7.400 empleados al cierre de 2006, se encontraba batallando en el difícil mercado de crédito estadounidense y esta misma semana sus socios financieros cerraron el grifo. Estos bancos de Wall Street --entre los que se incluyen firmas internacionales como UBS AG, Bear Stearns Cos y JP Morgan Chase & Co-- no prestarán más dinero a la compañía e incluso algunos ya han pedido el dinero de vuelta. El motivo por el cual estas entidades deciden retirarse es porque los préstamos hipotecarios que actúan como colaterales a las líneas de crédito de la compañía han visto como se hundía su valor. El mercado en el que los inversores compran préstamos hipotecarios ha vivido este año un 'trastorno sin prededentes' y hay dificultades para vender las hipotecas. El martes, American Home Mortgage dijo que en las últimas tres semanas ha pagado diferenciales 'muy significativos', algo que ocurre cuando la entidad que da crédito exige una compensación después de que los colaterales de la entidad que recibe la financiación pierden su valor. Además, todavía tiene que hacer frente al pago de otras muchas compensaciones. La decisión de American Home Mortgage se produce después de que otros grupos de crédito como New Century Financial Corp se declarasen en quiebra este mismo año. Tras el cierre de Wall Street, las acciones de American Home Mortgage cayeron un 50% a 72 centavos, desplome que se suma al del 90% sufrido el martes.