La agencia de calificación financiera Standard and Poors bajó este viernes la perspectiva de la deuda del banco de inversiones Bear Stearns de estable a negativa a causa de las dificultades de algunos de sus fondos especulativos afectados por la crisis inmobiliaria. La nota se mantiene en A+/A-1 y SP subrayó que "pese a los desafíos a los que se enfrenta Bear Stearns pensamos que su liquidez es sólida".
La acción de Bear Stearns caía 6,95 % a 107,59 dólares luego de este anuncio. En los tres últimos meses, bajó cerca de 32%. Un inversor presentó una demanda contra Bear Stearns esta semana por las pérdidas sufridas luego de invertir en dos fondos especulativos (hedge funds) del banco, que perdieron casi todos sus activos luego por operaciones en el mercado de préstamos hipotecarios a riesgo (subprime). La revelación de que estaban al borde de la quiebra en junio sacudió a Wall Street y Bear Stearns debió inyectar 1.600 millones de dólares en uno de esos fondos, para luego reconocer que ya no quedaba prácticamente valor en él y que el otro estaba totalmente desfinanciado. "Las evaluaciones preliminaires muestran que no quedaba en realidad ningún valor en el Enhanced Leverage Fund y muy poco en el High Grade Fund el 30 de junio", informó Bear Stearns en una carta en ese momento. Semanas antes, esos dos fondos tenían activos por más de 20.000 millones de dólares, afirmó el Wall Street Journal cuando se conocieron las dificultades de esos fondos.