American Express ha obtenido un beneficio atribuido de 2.957 millones de dólares en los nueve primeros meses del año, lo que prácticamente supone triplicar sus ganancias de 1.095 millones de dólares del mismo periodo de 2009.
American Express apuntó que la mejora de sus resultados se explica por un mayor gasto de los clientes de tarjetas y las mayores comisiones, compensado en parte por menores ingresos por intereses.

La cifra de negocio neta de la multinacional alcanzó los 18.529 millones de dólares (13.344 millones de euros), un 38% más, tras restar asumir provisiones de 1.968 millones de dólares (1.417 millones de euros), un 57% menos que hace un año.

En el tercer trimestre del ejercicio, American Express obtuvo un beneficio atribuido de 1.080 millones de dólares (778 millones de euros), un 71% más, mientras que su cifra de negocio neta alcanzó los 6.660 millones de dólares (4.796 millones de euros), un 38% más, tras contabilizar provisiones de 373 millones de dólares (268 millones de euros), un 68% menos.