American Express registró un descenso del 6% en su beneficio en el pasado trimestre, mientras que los ingresos subieron un 11%. Al finalizar su primer trimestre fiscal, que cerró el 31 de marzo, American Express contabilizó un beneficio neto de 991 millones de dólares, equivalente a 85 centavos por acción, frente a los 1.057 millones de dólares (87 centavos por título) obtenidos en igual periodo del año anterior. Los ingresos ascendieron a 7.186 millones de dólares, comparados con los 6.484 millones de dólares del periodo de referencia. Los analistas de Wall Street preveían que la ganancia por acción se situase en torno a 81 centavos y que los ingresos fueran de alrededor de 7.340 millones de dólares. Las acciones han subido con fuerza en el mercado del after hours.