Los analistas de CreditSights sometieron la cartera de financiamiento estructurado de Ambac Assurance a su propia prueba de estrés y llegaron a la conclusión de que la agobiada aseguradora de bonos podría quedarse sin capital en el 2013. "Es difícil ver cómo podría sobrevivir la compañía como entidad en funcionamiento de acuerdo a nuestra prueba de estrés", señalaron. Los analistas proyectan que Ambac realizará pagos por reclamos de US$3.900 millones este año,;3.500 millones de dólares en 2010, 2.700 millones en 2011 y 2.000 millones de dólares en 2011, comparados con los recursos para cubrir los pagos por reclamos de la compañía de 12.000 millones al 30 de junio del 2009.