La aseguradora estadounidense de bonos Ambac Financial Group bajó anoche más de un 40% tras registrar una fuerte pérdida en el primer trimestre, provocada por depreciaciones de activos y provisiones colosales. Al cierre de ayer en Wall Street, la compañía se dejaba un 42,62% a 3,46 dólares. La pérdida neta alcanzó 1.660 millones de dólares, contra un beneficio neto de 213 millones en el primer trimestre de 2007. Por acción, la pérdida neta es de 11,69 dólares, cerca de ocho veces mayor que la anticipada por los analistas, que la situaban en 1,51 dólares. El resultado fue consecuencia de depreciaciones de activos por 1.725 millones de dólares de la cartera de productos derivados de crédito, así como por provisiones por 1.042 millones para cubrir la exposición de la aseguradora de crédito sobre títulos financieros vinculados a préstamos hipotecarios.