Altadis registró un beneficio neto de 110,1 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un incremento del 6,2% respecto al registrado entre enero y marzo de 2006, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
Los ingresos de la tabaquera se situaron en 2.902,6 millones, un 1,3% por debajo de los 2.941,6 millones de euros alcanzados en el primer trimestre de 2006. El resultado bruto de explotación (Ebitda) de la tabaquera aumentó un 6,6%, hasta situarse en 267,8 millones de euros, mientras que el resultado neto de explotación (Ebit) fue de 219,4 millones, un 11,4% superior al registrado en el mismo periodo del año anterior. La compañía destacó que estos "buenos resultados" obedecen al "mágnífico comportamiento" de la actividad de cigarrillos en España y Marruecos, del negocio de cigarros cubano y de la logística tabaquera en España. Las ventas económicas alcanzaron los 931,4 millones de euros, lo que supone un aumento del 0,2% respecto a los 929,9 millones obtenidos entre enero y marzo de 2006. MEJORA DEL MERCADO ESPAÑOL. Concretamente, las ventas del negocio de cigarrillos alcanzaron los 413 millones de euros, lo que supone un aumento del 5,1%, impulsadas por los mercados de España, Marruecos y Oriente Próximo. El grupo vendió 26.700 millones de cigarrillos durante el primer trimestre de 2007, frente a los 24.200 millones en 2006. Altadis achacó el aumento en volúmenes del 10,4% principalmente a la recuperación de las ventas en ciertos mercados como Rusia y Oriente Próximo, mientras que el crecimiento de las ventas en valor se ha debido, junto a la mejora de los volúmenes, al aumento de precios en España y a la buena evolución del mercado marroquí. Las ventas de cigarrillos rubios (un 75% de las ventas totales) ascendieron a 308 millones de euros, frente a los 294 millones en 2006. Las ventas de rubios crecieron en España, Marruecos, Oriente Próximo y Rusia un 9,4%, 19,7%, 12,7% y 113,2% respectivamente, mientras que en Francia se mantuvieron prácticamente estables. El Ebitda del negocio de cigarrillos alcanzó 150 millones de euros, un 30% más, por la mejora de la rentabilidad en España, además del cambio positivo en el 'mix' de ventas y la mejora de eficiencia. Por su parte, las ventas económicas del negocio de cigarros cayeron un 11,4% en el primer trimestre, hasta 188 millones de euros, afectadas por la debilidad del dólar y las tendencias de mercado en Estados Unidos, a pesar de que los cigarros cubanos y el mercado español presentaron "excelentes resultados". El Ebitda de cigarros cayó un 15,8%, hasta situarse en 56 millones de euros, frente a los 66 millones obtenidos entre enero y marzo de 2006, como reflejo de la desfavorable evolución del tipo de cambio durante el trimestre, de la muy alta base comparativa y también de una competencia más intensa y unas nuevas tendencias de consumo en el rentable mercado estadounidense. Las ventas económicas del negocio de logística se situaron en 319 millones de euros, un 14,3% más. El mercado español, tanto en la logística tabaquera como en la no tabaquera, fue el principal motor de este "excelente" comportamiento. Por su parte, el Ebitda del negocio de logística se incrementó un 33,2%, hasta 83 millones de euros, propiciado fundamentalmente por la mejora del mercado español del tabaco. REANUDA LA TENDENCIA DE CRECIMIENTO. Tras el impacto de la subida de los impuestos especiales del tabaco en España en 2006 que, como consecuencia, provocó un "fuerte descenso" de las ventas y la rentabilidad, Altadis reiteró que este año, como ya ha realizado en el primer trimestre, reanudará la tendencia de crecimiento orgánico aprovechando su fuerte potencial de crecimiento y sus activos únicos y diversificados. Así, la dirección se centrará en el desarrollo del negocio mediante el apoyo al valor de sus marcas, al tiempo que los planes de reestructuración actualmente en curso se aplicarán en su totalidad y mejorarán los resultados. El mantenimiento del programa de venta de activos no estratégicos (con el objetivo de ingresar 650 millones de euros durante los próximos cuatro años) y el plan de reorganización corporativa en proceso proporcionarán una base más sólida para la capacidad de distribución de la compañía y su política de remuneración a sus accionistas en los próximos años, destacó el grupo, que sigue comprometido a crear valor para sus accionistas.