El vicepresidente de la Comisión europea y comisario de la Competencia, Joaquín Almunia, reconoció hoy que la Unión Europea ha reaccionado tarde al problema griego y, haciendo un símil futbolístico, comparó la actitud europea con estar "manoseando el balón pero sin definir". Almunia, en declaraciones a la Cadena SER recogidas por Europa Press, subrayó que desde que el Consejo Europeo dio la declaración política de apoyo a Grecia hasta hoy "ha pasado una eternidad", teniendo en cuenta el grave problema del país heleno.