El comisario de Asuntos Económicos citó, entre otros problemas comunes, la pérdida de competitividad, el elevado nivel de déficit y las necesidades de financiación exterior. Afirmó que estos problemas estructurales se están abordando con las decisiones de política económica de estos países.