Parece que los valores defensivos siguen funcionando bien y, si buscamos oportunidades así en la bolsa española, Almirall se configura como la mejor opción.

Desde hace semana y media la compañía farmacéutica recupera la cotización a doble dígito después de que en mayo tuviera un tropiezo que le llevó a caer desde los 10,5 euros a los 9,2. Actualmente cotiza en los 10,20 euros, a tan sólo un 3% de los máximos anuales (10,5 euros) y acumulando a sus espaldas una revalorización del 36,38% en lo que va de ejercicio. ¿Tendrá fuerza para superar los máximos anuales y cotizar a niveles pre-crisis? Lo cierto es que la tendencia apoya, es claramente alcista y todos los indicadores apoyan: volumen creciente, volatilidad decreciente y momentum positivo.