El gobierno de Angela Merkel aprobó este miércoles su informe económico para 2008. Tal y como adelantó hace unos días la canciller democrisitiana, Alemania ha reducido su previsión de crecimiento económico desde el 2% inicial al 1,7%, aunque el titular de economía se mostró "confiado" acerca del crecimiento, pese a haber "aumentado las incertidumbres por las turbulencias de los mercados financieros y la caída de las bolsas". Sin embargo, el rotativo
Financial Times Deutschland publica en su edición de hoy que el gobierno teme que la cifra recién revisada sea demasido optimista por la inflación y la crisis financiera. 'Si el nivel de precios sube más que lo esperado, el ingreso real disponible y con ello el consumo doméstico se verán debilitados', según un extracto del informe publicado por el Financial Times Deutschland.Por otra parte, los expertos coinciden en afirmar que el aumento del consumo, esperado desde hace meses, es la clave para la evolución de la primera economía de la zona euro.Además, según la misma fuente, 'las turbulencias en los mercados financieros podrían repercutir en un debilitamiento más contundente de la coyuntura mundial'.El texto divulgado por el diario había sido redactado antes del desplome de los mercados bursátiles el lunes.En 2007, Alemania registró un aumento de 2,5% de su PIB, frente a 2,9% un año antes.