El Gobierno de Angela Merkel ha acordado ampliar de 1.500 a 5.000 millones de euros las ayudas para la compra de automóviles con bajas emisiones, según un funcionario de alto rango citado por la agencia Bloomberg.