El fabricante francoestadounidense de equipos de telecomunicación Alcatel-Lucent informó el martes de una pérdida mayor a la esperada en el segundo trimestre, por menores ventas y los costes derivados de su fusión. La compañía, que también confirmó sus expectativas de crecimiento de ventas para todo el año, añadió que la cifra incluía un impacto negativo de 176 millones de euros por ganancias excepcionales y cargos.