Aisa registró una pérdida neta de 70,09 millones de euros en el ejercicio 2008, lo que supone una reducción del 49,2% en relación a la de 138,07 millones contabilizada en 2007, informó hoy la inmobiliaria a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La compañía atribuyó la pérdida al mayor gasto financiero y advirtió de que este resultado no recoge la última valoración de sus activos, que están pendientes de un informe independiente. Aisa indica además que su actividad de 2008 se vio marcada por la demanda de concurso presentada en abril y resuelta mediante un acuerdo con el demandante en enero de 2009 que, según asegura.