El director general de Airbus, Fabrice Brégier, aseguró que sus aviones son "seguros", tras las dudas surgidas sobre la posible implicación de las sondas de velocidad en el accidente del pasado día 1 de la aeronave de Air France que cayó en el Atlántico. Asimismo, Brégier pidió cautela hasta que se conozcan los motivos del siniestro del avión, en el que viajaban 228 personas. "Nuestros aviones son seguros. Lo afirmamos, lo afirma la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), lo afirman nuestros clientes", afirmó Brégier en una entrevista que hoy publica el diario La Dépêche du Midi.