Air Liquide supera en el día de ayer la resistencia formada por los máximos de 2011, lo que da alas al valor.

Air Liquide supera en el día de ayer la resistencia formada por los máximos de 2011, lo que le devuelve a una situación de “subida libre” sin referencias históricas tan altas en el pasado. De cara al medio plazo subyace la proyección alcista de una triangulación simétrica con objetivos teóricos en 115 euros. A corto plazo la ruptura del rango lateral desde enero (triangulación simétrica menor) también proyectaría el precio teóricamente a niveles de 106€. Soporte a corto plazo en 95,5 euros.

Recomendación: COMPRAR MEDIO PLAZO.