La compañía de bajo coste alemana Air Berlin registró unas pérdidas netas de 41,3 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un descenso del 11,7% frente a los 'números rojos' de 46,8 millones de euros registrados en el mismo periodo del ejercicio anterior, si se incluyen las cifras de la aerolínea dba, absorbida por Air Berlin el pasado mes de agosto.
No obstante, excluyendo dba, las pérdidas de la 'low cost' aumentaron un 32,7%, pasando de 31,1 millones de euros en el primer trimestre de 2006 a 41,3 millones de euros. El volumen de ventas se incrementó un 66,6%, hasta los 373,1 millones de euros. La compañía indicó que la "eficiencia y las sinergias resultado de la integración de dba han contribuido a las ganancias positivas" y consideró que los primeros tres meses del año han "progresado según lo esperado". El resultado bruto de eplotación (Ebitda) aumentó hasta los 5,5 millones de euros, frente a un saldo negativo de 14,5 millones de euros, mientras que el resultado operativo (Ebit) se situó en niveles parecidos al mismo periodo del año anterior, con una cifra negativa de 60,7 millones de euros. La compañía precisó que en términos de volumen de ventas, los márgenes del Ebit mejoraron en 9,5 puntos porcentuales. El director financiero de Air Berlin, Ulf Hüttmeyer, señaló que la compañía ha conseguido mantenerse en "la pista" pese a que tradicionalmente el primer trimestre del año es el más débil en el sector de la aviación. La compañía de bajo coste transportó en los tres primeros meses del año un total de 4,1 millones de pasajeros, lo que se traduce en un incremento del 11,7% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. El factor de ocupación en ese periodo también se vio incrementado hasta el 69,5%, 2,1 puntos porcentuales más que la registrada entre enero y marzo de 2006.